Nació en Estella (Lizarra), el 9 de febrero de 1894, en la casa número 90 de la calle Mayor. Fue bautizado en la Parroquia de San Juan con el nombre de Alejandro María. Fueron sus padres don Hilario Olazarán Aparicio y doña Maura Salanueva Arrayago, vecinos y naturales de Estella. Cursó la enseñanza primaria en el Colegio de los Padres Escolapios de Estella, donde, a los diez años de edad, ya hacía de organista en las misas y en las bendiciones del Santisimo.

Entra Alejandro, el año 1906, como alumno del Colegio Seráfico de Alsasua y cursa los estudios de Humanidades. Terminados éstos, el 25 de septiembre de 1909, viste el hábito capuchino en el convento de Sangüesa, llamándose, desde entonces, Fray Hilario de Estella. El 29 de septiembre de 1910 hace profesión religiosa en Sangüesa, trasladándose a Hondarribia para iniciar sus estudios de Filosofa Tres años más tarde, el 29 de septiembre de 1913, profesa solemnemente, continuando los estudios eclesiásticos hasta el año 1914 que inicia en Pamplona sus estudios de Teología. Fue ordenado sacerdote, en la Catedral de Pamplona, el 30 de septiembre de 1917, por el Ilmo. Sr. Obispo D. José López de Mendoza.

Terminados los estudios teológicos, celebró su primera Misa en el convento de Capuchinos de Pamplona, el 30 de septiembre de 1917, siendo destinado el año 1918, al Colegio de nuestra Señora del Buen Consejo de Lekarotz.

De 1918 a 1936 permanece en este Liceo como profesor de piano y francés. Crea entre los alumnos del Colegio, la primera Academia de Txistu y es aquí donde escribe su primer método. Dirige la Banda de Música del Colegio y a esta etapa baztanesa, se debe gran parte de su producción musical para banda, piano, orquesta, coral y txistu, y a la rebusca del folklore navarro en Baztan, Larraun, Estella y otros lugares de Navarra.

El año 1925 marcha a la abadía de Solesmes donde completa sus estudios de canto gregoriano y acompaamiento de órgano y Liturgia.

En 1927 es nombrado Capellán de la Asociación deTxistularis del Pas Vasco.

Es en 1936, después de 18 años de profesor en el Colegio de Lekarotz, cuando los entonces superiores de la Orden Capuchina de Navarra, PP. Ignacio de Pamplona, Ladislao de Yabar y Carmelo de Iturgoyen, juzgan oportuno, en vista de la situación poltica, que el P. Hilario se traslade a Chile, a donde llega en el mes de octubre. Hasta el año 1948 ejerció de organista en Santiago de Chile, alternando esta actividad con la de predicador misionero en los fundos chilenos.

Este mismo año de 1948 es nombrado Guardián y párroco en Concepción (Chile), cargos que ocupará hasta el año 1963. Toma parte, al mismo tiempo, en múltiples transmisiones radiofnicas en Concepción, Valparaso y Santiago de Chile

Regresa a Navarra el 12 de febrero de 1963, quedando de residencia en la de San Antonio de Pamplona, donde ejerce el oficio de organista y profesor de francés en la Escolanía de San Antonio.

En Asamblea que la asociación de Txistularis del País Vasco celebró el año 1964 en Eibar, fue nombrado Capellán Honorario de la Asociación.

Ha colaborado en las revistas TXISTULARI, LECAROZ, YAKINTZA y en el TESORO SACRO MUSICAL