Era por el día de San Antón cuando las y los bermeotarras se acercaban en multitud al puerto para dar la bienvenida a los arrantzales que volvian cargados de besugos. Entre el publico sonaban los sones del txistu. Hoy en día, ya no hay multitud ni pescadores descargando besugos, pero los y las txistularis de Kankinkabara mantienen la tradición.

Este próximo jueves, 17 de enero, día de San Antón, el grupo de txistularis de Bermeo (Vizcaya) Kankinkabara saldrá en pasacalles a las 20 horas desde Lamera hacia el puerto. Se dirigirán exactamente a donde antaño descargaban los besugos.

En su trayecto las y los txistularis interpretan tres piezas:  Kresaletan obra de Gregorio Solabarrieta y compuesta de cuatro canciones, Kankinkabara  y de autor desconocido Arrantzaleak esnatzen, melodía utilizada en su día para despertar a los pescadores y avisarles de que era hora de tomar el barco.

A día de hoy ya no se congrega la multitud en el puerto, ni los pescadores descargan besugos, pero las y los txistularis no faltan su paseo hasta el puerto rememorando año tras año aquellos tiempos.